¿Haz visto alguna vez esas grandes instalaciones eléctricas a un lado de la carretera o de la avenida que lleva a tu casa?, seguramente lo que has visto son las subestaciones eléctricas.

Las subestaciones se encuentran junto a las centrales generadoras y en la periferia de las zonas de consumo, y no solo están en el exterior, también pueden instalarse en el interior de edificios, para ahorrar espacio y contaminación.

Las subestaciones eléctricas son instalaciones que realizan transformaciones de tensión, de frecuencia, del número de fases o la conexión de dos o más circuitos.

Existen dos tipos de subestaciones:

De transformación: se encargan de transformar la energía eléctrica mediante uno o más transformadores, Pueden ser elevadoras o reductoras de tensión.

De maniobra: encargadas de conectar dos o más circuitos y realizar sus maniobras. Con este tipo de subestaciones no se transforma la tensión.

Si requieres subestaciones eléctricas, llámanos a Productos Mecánicos y Eléctricos.


Artículo creado con información de Rincón Educativo.org.