Los proyectos eléctricos contemplan de forma integral las diferentes fases y componentes de la instalación eléctrica, incluyendo todo el entramado de cables y aparatos (transformadores, condensadores, contadores, protecciones contra sobrecargas de tensión, etc.), destinados a proporcionar energía eléctrica de forma segura a los elementos que la necesitan para su funcionamiento en un inmueble cualquiera.



El proyecto eléctrico sirve para determinar el coste que tendrá la instalación eléctrica, ya sea de baja, media o alta tensión, y cuáles van a ser los materiales que se necesiten para hacerla.



Entre las consideraciones para la planificación del proyecto, se deben considerar los elementos básicos, como son: la carga eléctrica estimada para tu inmueble, el número de pisos o habitaciones, la distribución, el tamaño del campo de trabajo, etc.



También hay que tener en cuenta las características para el suministro de energía, el tipo de materiales escogidos y la ubicación de los elementos que conforman la instalación, incluyendo:


  • Sistema de iluminación
  • Sistema de alimentación de energía
  • Sistema de comunicaciones
  • Sistema de señalización



La naturaleza de la operación y el nivel de conocimientos técnicos requeridos para garantizar el desarrollo del proyecto eléctrico de forma segura y eficiente, requieren de la participación de una empresa especialista en el ramo para atender de forma oportuna desde la prevención y la corrección en instalaciones eléctricas, hasta el cumplimiento de trámites obligatorios, con el fin de garantizar la seguridad y buen funcionamiento del sistema eléctrico de tu vivienda, oficina o negocio.